* veinte putas de cien pesos

va a llegar un día en el que sepas con absoluta certeza

cuántos azulejos te sostienen la pared

un día en el que la furia le de paso a la dejadez civilizada

a miles de fotos desparramadas por el piso

y a veinte putas de cien pesos

 

va a llegar un día en el que todos los gatos se te hayan muerto

y te arranques las uñas negras de mugre negra

en el que un año sea igual a un siglo (o dos)

y los vecinos ya no toleren más el olor a hombre rancio

a pobre tipo

 

va a llegar un día en el que en una sala de espera

una voz de adolescente te llame por el apellido

y vos te niegues, te desconozcas

y pienses qué consuelo puede haber

detrás de un título habilitante

 

va a llegar un día en el que tu casa desaparezca

y no tengas idea de adónde mierda era que había que volver

como si volver fuese un sacramento

una necesidad imperiosa

un ejercicio de voluntad

 

va a llegar un día en el que el vaso se te parta en la mano

y mires tus dientes pudrirse frente al espejo

un día en el que te vas a preguntar

cuáles son aquellas cosas de las que te tenés que escapar

si la muerte que te persigue está llena de colores

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s