* justa y placentera

me anda fallando la confianza

como cuando me mandás a prender el calefón

y dudo y me paralizo y no quiero saber nada

me escapo sin hacer ruido

bajo a la calle y camino

le meto pata en zigzag

y en cada baldosa que piso

se me aparecen las mismas cosas

las mismas caras, los mismos pies

la misma falla de termostato

la misma frente que apunta al piso

será que todos salimos huyendo

de los hogares

de los trabajos

de la responsabilidad

de tener que mantener

de manera constante

o no (¿quién sabe?)

la temperatura justa y placentera

para que algún otro

(pero otro cercano, otro que esté ahí)

se quede piola

sabiendo que vigilamos

y regulamos con obsesión

el parco funcionamiento

de ese artefacto del diablo

como si fuera un preciso

instrumento de medición

¡de suiza para el mundo!

¡de la góndola a su mesa!

para que puedan al fin, esos otros

de una putísima vez

dejar ir por el desagüe

cansancio, mugre y preocupación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s