* arcada

la verga del diablo

se envuelve en trapo

fiera, sucia, resbalosa

de cobre, de cinc, de estaño

y se abre paso, golosa

entre dientes apretados

de oficinistas quejosos

gordos culo mantecoso

de opiniones subversivas

y espíritus panfletarios

como un sable, una guadaña

la verga remacha y quema

perforándote la lengua

lastimando la garganta

estandarte de la culpa

hisopo de carne rancia

que te tragás como un duque

si total no valés nada

 

arcada del hombre bueno

del que no roba ni mata

que no sueña con pendejas

ni paraguayas ni esclavas

de precarias convicciones

que corren por el desague

que forra prolijamente

las paredes de la pieza

con fotos de la primaria

arcada del joven tierno

semental de medio tiempo

con miedo terror pavura

a equivocarse de agujero

a establecer prioridades

a lloriquear en un telo

rodeado de violinistas

la verga como una espada

rocanrol, poronga y fuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s