* disertaciones de un jabalí: más y más felicidad

Lo que más nos gusta es la miseria. La miseria enseña, construye. Nadie está más indefenso y expuesto a los demás que cuando se revuelca en lo más oscuro de su propio ser, y ahí nos sentimos cómodos, liberados, amamos desnudarnos y espantar al otro que nos ve, porque eso somos en el fondo, eso que todo el tiempo ocultamos porque un extraño mandato nos dice que no hay que molestar (como si ser lo que se es no tuviera que molestar a nadie) y que lo mejor es preservar de la luz las piedras que nos cuelgan del cuello y nos hunden cada vez más. Idiotas.

Hay carne, hay sangre. No trates de ser otro, no inventes lo que no sabés, hablá de vos, miserable. No se puede ser feliz, o sí, pero la dificultad que se presenta al alcanzar tal estado de bienestar es que se reducen al extremo las posibilidades de meter la mano en el propio barro; por ende nos convertimos en una línea continua, muñequitos producidos en serie en una fábrica eficiente y descomunal, alejados de la esencia particular que nos convierte en individuos, títeres de dedo, sujetos programados y acostumbrados a no cuestionar, a no elegir, a no disfrutar más que el estándar de confort que nos imponen. Es demasiado fuerte el desprecio por los no miserables. Por todos en general, pero muchísimo más por los que son tan estúpidos que creen pertenecer y se suman a huestes pestilentes tratando de cambiar el hedor de la verdad, del grito que nos esclaviza, por cobardías perfumadas de lavanda. Mueran. Mueran delante de mí y véanme sonreír.

15 Respuestas a “* disertaciones de un jabalí: más y más felicidad

  1. Más que un jabalí, hay que ser un valiente, muy valiente, para instituirse en un individuo libre. Estoy de acuerdo.
    Por cierto, me parece a mí o tu blog se ha vuelto un poco sangriento de aspecto?

    • Fanou! Dichosos los ojos! Gracias por leer y comentar. Es verdad, hay un poco más de sangre, pero nada para asustarse, los contenidos siguen más o menos por la misma senda de perdición…Buena suerte y más que suerte!

    • Me parece muy bien, Zaxerak, en ese intento radica la fuerza que todavía no hemos perdido. Ahora bien, lo importante para seguir adelante es que la idea sea conciente! Saludos!Buena suerte y más que suerte!

  2. Cuando todo el mundo lanza sus buenos deseos, cuando todos nos felicitamos por un nuevo año a punto de cumplirse, a ti te da por coger el camino más complicado mostrándonos la fea realidad. En algún punto estamos contigo, si acaso y no queriendo reconocerlo, nos mostramos ciegos antes que aceptar lo qué somos y en lo qué nos convertiremos. La rueda es inevitable.
    Aún así me resisto y me tomo como rehén por unos días. Es por eso que mi visita la trasladaré al lado de los que felicitan el próximo año y esperan que éste te colme de paz.
    ¡Feliz 2012, amigo!

    • Jajaja, es verdad Piper, se me dio por el camino tortuoso! Pero bueno, no es mi intención arruinarle las fiestas a nadie, sino simplemente un recordatorio de algunas cosas que no se nos tienen que perder de vista. Felicidades! (pero no muchas)

  3. Mientras haya muñequitos a ambos lados viviremos en el mejor de los mundos. Incluso mataremos al que se empeñe en romper la línea recta que nos une, para qué cuestionarse lo que no se quiere pensar. Miserias.
    Dura reflexión de final de año del jabalí.
    Salut

    • Micromios, mi deseo para el año que viene es que alguno de los muñequitos pueda escapar de la maraña y salve su vida. De a poco, los bandos se irán desdibujando o convirtiéndose en otros, generando un nuevo equilibrio…Buena suerte, más que suerte y feliz fin de año!

  4. Es lamentable, pero te entiendo. Me encantaría no hacerlo y seguir de largo hasta otro blog. Pero no. Claro. Lo que mas nos gusta es la miseria, así empieza tu post. Y así quedamos atrapadas las moscas, en un paño amarillo y pegajoso que nos atrae y nos mata. Eso somos. Moscas.
    Abrazo

    • Mientras más nos entendamos, menos serán los que deban morir!🙂 Hay moscas y moscas, yo prefiero las que se asoman a la propia basura y pueden alejarse, o transformarse, de otro modo, por más que sean muy numerosas, no puedo aceptar sus razones. Gracias por leer!

  5. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s