* guachos

En la esquina los pendejos se clavan un vino mirando la gente pasar. La vereda es ancha pero nadie quiere pasar cerca de ellos, todos se cruzan y van por enfrente tratando de que no los vean y haciendo como que no ven, por las dudas, a ver si los afanan. El cordón está libre, pero nadie quiere estacionar y dejar el auto ahí, por las dudas, a ver si los afanan. Pero ellos están tranquilos, sin joder a nadie. Se putean, se abrazan, se ríen. Pero todas las sonrisas están incompletas y varios huecos negros delatan las piezas faltantes, trofeos que rodaron quién sabe dónde y cuándo. La calle tiene esas cosas. Por suerte hoy está todo liso. Antes de que cierre el kiosco comprarán la última cajita, para irse a dormir en paz con aliento a Termidor. En la esquina los pendejos miran la vida correr por la avenida, escurrirse por el pasaje, y estrolarse contra el paredón de la cortada.

15 Respuestas a “* guachos

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. A veces cuando me cruzo con ellos (aquí hay unos cuantos) intento ponerme en su lugar pero no puedo. Algunas veces me da envidia su libertad pero acabo teniendo por pena su desamparo.
    Un cartón de vino es un pasaporte universal a los sueños rotos.
    Salut

  3. Creo que te lo he dicho alguna vez, algo en tus palabras, algo en tu escribir, cuando hablas de bajos fondos, de marginados, de aquellos que es más fácil ignorar que mirar a los ojos; me recuerda a Manuel Rojas. “Hijo de Ladrón” se imbuía en estos seres, mostraba sus vanidades y sus miserias, con ese ritmo como de tango.
    Un abrazo y un gusto, como de costumbre.

    • Chrieseli, recuerdo que me lo habías comentado. Estuve leyendo un poco de Rojas en internet luego de eso, ya que me habías despertado la curiosidad, y me pareció super interesante. Espero conseguir algún ejemplar en papel por las librerías de Buenos Aires, no está fácil la tarea…

  4. Sí, sí… Para muchos de ellos el futuro es estrolarse contra el paredón. No queda otra. Después la cana les tirará un fierro caliente sobre la osamenta para blanquear sus cagadas. Ahí serán útiles. Y les llegarán los 5 segundos de gloria en las noticias antes de que la familia se sumerja en el Twist and Shout y el caño, los Bonellis, los Fort, las trolas y la pelotudez generalizada.

  5. Una descripcion afinadisima de unas almas libres que descansan tras la jornada. casi piuedo ver y sentir la impresión que causan en quienes les rodean. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s