* caravana

La despedida más atroz es la que nos cubre con sal. Como cualquiera de esas mañanas que salimos y no volvimos, o aquellas tardes eternas que esperamos en vano. O tal vez el último roce de dos manos cordiales y la mirada limpia y sincera, o tres palabras escritas en rojo en un papel arrugado, o la ausencia de los muebles y la marca delatora en el piso. Los alfileres vudú de los te quiero arrojados en la oscuridad y la breve sentencia de los hasta pronto que serán nunca más. Dos vagones de subte que se cruzan y en el camino esa chica que te guiña un ojo y se va hasta mañana, con suerte. Oraciones cortas, cobardes, puntos, comas, paréntesis, acentos y sangrías; un mate frío sobre la mesada de la cocina, y una taza sin lavar. La distancia insalvable entre tu boca y la mía, la bronca de la botella vacía y la traición del fósforo descabezado. Los que se van y los que nos fuimos, de los que vuelven prefiero no hablar; los pasos fallidos de la milonga postrera, y el bondi a casa de madrugada.

Será una caravana o será un verano, una baldosa floja que nos salpique la frente o un motor que pistonea sin cesar; será un bombo peronista o la imagen de la Virgen en una mancha de humedad en el techo del baño. Será la siesta que nos atonta y nos deja la boca pastosa, el gol que bate todos los récords y el fantasma del descenso; isotermas, isobaras y humedad, injusticias, insolencias, insurgentes, mal de muchos. Será el vaso de vino rancio que nos diga que la fiesta terminó. Será el momento de apagar las luces, entornar la puerta, y aferrados a un cuatro de copas, empezar a bajar la escalera, silbando bajito.

16 Respuestas a “* caravana

  1. Leí ‘* caravana’ justo después de ‘* hormigas’ y me sorprende la melancolía tanguera que comparten. Las imágenes son tan poderosas que lastiman. Me hicieron descubrir cuánta bronca da lo efímero de eso que creemos sólido, duradero (y pienso en el arquitecto de Blandengues y California). El fósforo descabezado es vil, ruin. Como la incertidumbre de qué será eso que en un instante nos indique que el juego está por acabarse. Saludos!!

    • Y sí, Blopas, cuando el fósforo nos traicione y la llamita se apague, no nos quedará otra que partir, en fila india como las hormigas. Buena suerte y más que suerte!

  2. Los espacios sin muebles, los mates fríos en la mesada y las tasas sin lavar son de las más dolorosas si quedan después de una despedida (además los dolores a cuesta)…muy buenas palabras, Gracias por escribir, saludos y por acá vuelvo…

  3. Ufff, debo admitir que me impactó tu relato, qué prosa más prfunda tenés!
    Muchas felicitaciones, porque de verdad que la sucesión de tantas imágenes que lograste crear, que se reproducen como flashback en la cabeza de uno, son realmente muy buenas.
    Saludos!

    • Bueno, Francisco, se agradecen los halagos. Da un poco de vergüenza, pero también alimentan el ego.
      Espero que encuentres más cosas que te gusten por acá.
      Buena suerte y más que suerte!

  4. Las despedidas. Momentos breves y eternos. Que bien expresan tus bellas palabras esos momentos que nos tiñen los recuerdos.
    un saludo

  5. ¿Qué será los que nos despida o nos recuerde? ¿Qué será lo que recordemos o merezca ser recordado? Cada uno se llevará al final de la fiesta algo que le haga pensar que se lo pasó mal ahí, y otros al menos que valió la pena el viaje. Algunos que fue corta y otros llorarán por acortarla.
    Buen texto para comentar
    Salut

    • Creo que te resultó bueno para comentar porque lo fui escribiendo en ese tono, a medida que me iba surgiendo y comentaba lo que se me iba cruzando. No digo que haya sido una tarea filosófica, je, pero fue un entretenido momento. Gracias por leer!
      Buena suerte y más que suerte!

  6. Lleno de simbolos, lleno de símbolos.
    El final de una fiesta o el final de una vida. Todo depende del punto de vista.
    Elucubrador y melancólico, como es la vida al amanecer, como es la farra cuando se termina, la misa después de la comunión, el despertar con la resaca viva, la vuelta de la fiebre y el último minuto antes de partir.
    Saludos

    • Gracias por la visita Chrieseli. Me encanta cuando los comentarios (como en este caso) surgen espontáneos y superan al texto original. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s