* la puerta roja

Es cierto que te engañé, de otra manera no hubieras aceptado jamás venir conmigo hasta aquí. Ya falta muy poco, no tengas miedo ni te inquietes, sólo escucha atentamente mis palabras y no me desprecies. En cuanto terminemos de subir esta escalera, habrá una puerta roja. Detrás de esa puerta roja, se abrirá una habitación que será exactamente igual a la que te estás imaginando en este momento. En el centro de esta habitación habrá solamente un sofá de cuero rojo, y sobre él estará tendida la más bella mujer que recuerdes haber visto; vestirá un traje de fiesta con lentejuelas y tendrá los pies desnudos y fríos. Sus ojos estarán cerrados, pero sabrás que el fulgor de esos brillantes es el mismo que nunca te atreviste a mirar de frente. Sólo restan dos peldaños. Escucha. Te tomarás una copa de vino sentado en el piso de la habitación que estás imaginando, mirando por largo rato a la mujer más bella que recuerdes haber visto, sin hacer un solo ruido. Después de varias horas te vencerá el cansancio y te estirarás en el piso de la habitación, junto al sofá de cuero rojo en el cual reposa una mujer vestida de fiesta. En el momento exacto en que una mariposa de alas azules se pose sobre tu frente, yo ya no estaré allí, y la puerta se cerrará. Ahora, ábrela.

 

Anuncios

9 Respuestas a “* la puerta roja

    • Yo creo que siempre hay más puertas, y si nos cuesta encontrarlas debemos inventarlas. Lo importante es no quedarse quieto.
      Gracias por leer Fanou, saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s